Web personal de Ricardo Fernández Moyano

AFORISMOS


Amar mientras quede vida.

***


La belleza es una trampa del tiempo.

***


La belleza es efímera como un soplo, sólo el tiempo permanece.

***


El buen vino mejora con los años; pero también lo convierte en vinagre.

***


Vivir es vivir la agonía de la muerte.

***


Morir es vivir la agonía de la vida.

***


La vida es la escuela del amor. Cuando odiamos es que hemos hecho novillos.

***


Angustiarse es un ejercicio inútil. Esa preocupación excesiva por todo, sólo te hace sufrir y el sufrimiento es baldío si no se traduce en beneficio de los otros.

***


Luchar contra el tiempo es inútil. Pero no luchar es morir.

***


Si quieres vivir después de haber vivido, vive esta muerte como si fuera vida.

***


El futuro no existe. Hoy es el mañana de ayer.

***


Cada día es una oportunidad única e irrepetible para ser feliz.

***


Sólo somos dueños de nuestros sueños cuando estamos despiertos, lo que ocurre es que la mayor parte del tiempo estamos durmiendo.

***


La dulzura del amor lame las heridas abiertas de la vida.

***


Los mismos ojos que un día te miraron con ternura, pueden mirarte hoy con odio. Los ojos sólo sirven para ver.

***
La vida es una lucha contra la muerte, pero aceptar la muerte ayuda a entender y soportar la vida.
***


Hay tanta muerte contenida en la vida y tanta vida contenida en la muerte, que ya no entiendo la vida sin mi muerte, ni la muerte sin mi vida.

***


Tras la muerte no hay dolor, solo un inmenso sabor a despedida.

***


Puedes pasar por la vida mirando sólo el camino, tragando constantemente piedras o contemplar el paisaje y colmarte de su irresistible belleza, tan sólo depende de ti.

***


Estoy tan acostumbrado a matar el tiempo que no me doy cuenta que es él el que me está matando a mí.

***


Lo peor de la vida no es la muerte, lo peor es saber a cada paso que tenemos que morir.

***


El futuro no existe, sólo es un sueño: un presente perdido en el pasado.

***


La muerte es inevitable, como también es inevitable la vida. Nadie ha podido nunca detener ni un segundo de la historia.

***


Estamos inevitablemente condenados a morir, pero también estamos condenados irremediablemente a vivir y la vida se abre ante nosotros con su inmensa fuente de luz de la que podemos beber o no y después vendrá la muerte con su luz total y definitiva.

***


Lo terrible no es la muerte. Lo terrible es morir sin antes haber vivido.

***


Ser poeta es buscar un horizonte tras la niebla, perseguir la verdad más allá de toda lógica y en el camino fundirte con el Universo y sus enigmas.

Ricardo Fernández Moyano
 

Volver


Web diseñada por Jaime Millán de Castro